jueves, 26 de febrero de 2015

¿A donde carajo van mis impuestos? (Por Ezequiel Espina...)

Cuantas veces usted se pregunto ¿a donde va a parar la plata que yo le doy al Estado? ¿Para qué me saca dinero de mi trabajo? ¿Donde debería estar reflejado eso que me quita?
Quizá usted lector pague o tenga algún familiar o allegado que que pague mes a mes los distintos tributos que nuestras leyes  imponen, los cuales se clasifican en estas tres categorías:
-Impuestos: son pagos que efectuamos al Estado sin una prestación o ventaja individualmente considerada hacia quien realiza el pago (ej: IVA, Impuesto a las Ganancias, Impuesto al Cheque, etc).
-Tasas: son pagos que efectuamos al Estado por un servicio efectivo o potencial que este nos brinda (ej: recolección de residuos, alumbrado público, etc).
 -Contribuciones especiales: son pagos que efectuamos al Estado en concepto de alguna ventaja que su accionar nos brinda (ej: pavimentación de la calle).
Estaría quedando claro a donde se dirigen los fondos que entrego al Estado en materia de tasas y contribuciones, pero ¿mis impuestos a donde van? 
Como todos sabemos nada es gratis, si bien uno tiende a asimilar lo "público" como gratuito o de bajo costo, esto se da gracias al aporte del Estado para que justamente no signifique una carga monetaria para la población o bien tenga un coste bajo a comparación de un servicio privado. 
El mantenimiento y creación de rutas, el subsidio al transporte público, el sueldo a funcionarios y trabajadores del Estado, creación de empresas del Estado, la creación y mantenimiento de escuelas y universidades públicas, la creación de planes de viviendas, creación y mantenimiento de espacios públicos de recreación (museos, plazas, estadios deportivos, teatros), etc; se financian con los fondos de las arcas del Estado, cuyo principal ingreso proviene de la recaudación de tributos, y más precisamente de la recaudación de impuestos. Cada nivel del Estado (Municipal, Provincial y Nacional) tiene distintas competencias y necesidades que atender, pero no nos enfocaremos por lo pronto este tema, aunque los lectores pueden incursionar en la lecturas de las Cartas Magnas correspondientes para averiguarlo (Constitución Nacional, Constitución Provincial y Carta Orgánica Municipal respectivamente).
El Estado puede tener mayor o menos urgencias a atender según la política de turno, puede intentar abarcar la mayor cantidad de necesidades públicas o la menor cantidad (caso del "modelo liberal" de la nefasta época de los gobiernos de facto y los 90´ que tanto daño produjo y del cual hoy aun pagamos las consecuencias), pero siempre necesita un mínimo de ingresos.  
Uno de los problemas que las clases medias y altas notamos, es que pagamos los impuestos pero no vemos ventajas de los montos que desembolsamos... ¿Por qué?
...porque el Estado crea centros de enseñanza pública como escuelas o universidades, pero yo asisto o envío a mis hijos a una institución privada...
...porque el Estado crea espacios de esparcimiento público, pero yo me quedo en mi patio o pago el abono en un predio privado...
...porque el Estado mejora un espacio turístico pero yo salgo a vacacionar al exterior... 
...porque el Estado subsidia o invierte en transporte público y yo no lo utilizo... 
Con esto no quiero vulnerar la libertad individual de cada uno de servirse un servicio o espacio público o privado, pero si que las clases medias y altas reconozcamos que no nos apropiamos de esos espacios, sea por gustos, comodidad, ventaja, etc, pero la realidad es que no es común que lo hagamos. 
Hay que agregar, que por un principio constitucional en materia tributaria, es razonable pensar que quienes más tienen sean quienes más aporten por tener mayor capacidad tributaria (lease mayor aptitud para soportar las cargas tributarias), por una cuestión de justicia social, para que quienes estén en condiciones más desfavorecidas puedan acceder a mejores condiciones.
Por eso frente a algo necesario e inminente que es aportar a las arcas del Estado, ¿donde cree usted que deberían verse reflejados sus aportes?
Lamentablemente se configura a mi criterio la siguiente problemática, por un lado las clases bajas necesitan de un aumento del Gasto Público (erogaciones dinerarias que realiza el Estado para cubrir necesidades públicas), pero por otro lado, las clases más altas pujan por políticas de bajas impositivas que se traducen en un recorte o disminución del Gasto Público... 
Con esto quiero decir que es imperioso que aportemos al Estado, porque el Estado 
somos todos, un conjunto con necesidades, luego discutiremos cuales son los rubros que atención más urgente tienen o donde desembolsar mayores fondos. Tampoco quiero sonar utópico e iniciar un movimiento para la utilización inmediata de todos los servicios públicos, pero me parece un buen punto de inicio para pensar el problema de la dicótoma "Público- Privado"...

  

miércoles, 18 de febrero de 2015

#18F Y yo...¿por qué marcho? (Por Ezequiel Espina...)


Las repercusiones mediáticas de cada  año electoral nos tienen acostumbrados a debates, denuncias, movilizaciones y demás cuestiones de la agenda política, pero este 2015 será recordado por algo muy particular. La muerte del fiscal encargado de la causa del atentado terrorista más grave de nuestra historia ha causado un gran revuelo, más aun teniendo en cuenta que altos funcionarios de nuestra Nación serian imputados en la denuncia como supuestos encubridores de los autores de los hechos.  

La convocatoria a la marcha del Silencio a realizarse hoy parece a priori un acto justo, un acto que nos convoca en nuestro deber cívico de alertar a nuestros funcionarios de las tareas que deben atender. Pero vamos a hilar más fino para conocer las causas que nos congregan:
-Vamos a marchar porque se esclarezcan los hechos... Aunque los hechos se están investigando... 
-Vamos a marchar para que se haga justicia... Aunque aun desconocemos que fue lo que efectivamente ocurrió el día de la muerte... 
-Vamos a marchar para que prospere la denuncia del fiscal... De hecho se encuentra en manos de la justicia...
-Vamos a marchar por un poder Judicial independiente... Apoyo totalmente la causa, aunque no terminaría de entender porque lo estarían convocando entonces funcionarios de la fiscalia que deberían velar ellos mismos por la independencia de este Poder Republicano...
-Vamos a marchar porque no queden impunes los altos funcionarios que son culpables del crimen del fiscal Nisman... hay un principio constitucional elemental que dice que nadie puede ser penado sin un juicio previo (Art. 18), si sabemos que los hechos se están investigando y que aun no se conocen los sucesos del día de la muerte, ¿Cómo podemos entonces adelantar un veredicto de una causa que aun no finalizó?...
-Vamos a marchar en honor a Nisman... Muy noble la causa, aunque yo esperaría las resoluciones de la Justicia antes para saber que tan bueno fue su trabajo...   
-Vamos a marchar como bloque opositor al gobierno de turno... Quizá el más coherente de los argumentos, recordemos que el gobierno no recae en una sola figura, y muchos candidatos presidenciales estarán allí para la foto, no por nada existen convocatorias partidarias...
Con esto no quiero desalentar ninguna manifestación pública, solo quiero que quienes hoy marchen lo hagan concientes de porque lo hacen... 


Archivo del blog

Derechos reservados

...
Con la tecnología de Blogger.

 

© 2013 Nueva Doxa. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top