Ir al contenido principal

PIBES CHORROS: ¿BAJAMOS LA EDAD DE IMPUTABILIDAD? (Por Ezequiel Espina)


La inseguridad se tornó un elemento sustancial de las plataformas electorales, y cuando de luchar contra ella se trata las consecuencias pueden ser contrapoducentes. Los enemigos sociales que ponen en riesgo el clima de normal convivencia se persiguen con mayor énfasis, y esa selectividad puede no tener limites racionales.
La propuesta que gira en torno edad de punibilidad tiene múltiples aristas y es bien acogido por determinados sectores que expresan que todo menor que delinque debe "pagar las consecuencias". Más aún han resonado estas voces en tenor a la reciente reforma en materia electoral que permite que los menores de 16 años puedan participar de los comicios electorales. Bajo dicha idea, "si tiene la capacidad de elegir una forma de Estado, tiene la capacidad de discernir sobre sus actos".
Pero antes de adentrarnos profundamente en el debate, ¿CÓMO LO REGULA NUESTRA LEGISLACIÓN ACTUAL?
La Ley 22.278 que data del año 1980, expresa en su articulo 1° que "No es punible el menor que no haya cumplido dieciséis (16) años de edad. Tampoco lo es el que no haya cumplido dieciocho (18) años, respecto de delitos de acción privada o reprimidos con pena privativa de la libertad que no exceda de dos (2) años, con multa o con inhabilitación...".
Esto quiere decir que todo menor de 16 años no puede ser penado por un delito y, aquel que tuviere más de 16 años pero no hubiere cumplido la edad de 18 años solo lo será en caso de cometer delitos que prevean un pena de prisión efectiva mayor a los 2 años.

¿SERÍA COHERENTE DESDE NUESTRA NORMATIVA BAJAR LA EDAD DE IMPUTABILIDAD?
La respuesta es NO, y paso a detallar brevemente algunos de los puntos por los cuales esto implicaría una clara desinteligencia legislativa.
-Viola el principio de no regresividad: uno de los principios imperantes en materia de Derechos Humanos, Tratados a los que nuestra Nación suscribe y otorga jerarquía Constitucional, establece la prohibición de acotar o restringir la cobertura de un Derecho. En este sentido, bajar la edad de punibilidad significaría privar de un Derecho a los niños, niñas y adolescentes de una determinada franja etaria que se encontraban alcanzados por esta protección. 
-Posee un fin punitivo: este cambio atentaría de forma notoria el Articulo 18 de la Constitución Nacional cuando expresa "...Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas...". En este sentido, siendo que existen instituciones propias que funcionan como "ultima ratio" para la atención de menores, se deduce claramente que pasarlos a la órbita carcelaria no tiene otro fin más que el castigo.
-Va en desmedro de los Derechos del niño: conforme la suscripción de nuestro país a La Convención sobre los Derechos del Niño, receptada por Ley 26.061, se estarían violando disposiciones fundamentales allí contenidas, sobre todo a lo que concierne al rol del Estado a la hora de garantizar los Derechos de las personas menores de edad.

Por último, y más allá de la cuestión normativa, debemos detenernos a pensar que el sistema penal ha fracasado rotundamente como institución destinada a "corregir" la conducta de quienes delinquen, y en base a esta realidad, encerrar jóvenes para ser castigados escapa totalmente de lo que podríamos considerar como una solución al problema del delito.
Tenemos que dimensionar que la esfera penal no sirve para la problemática en cuestión, ya que esta actúa una vez configurado el acto no deseado, por tal razón, debemos exigir a nuestros gobernantes que utilicen el tiempo para diseñar políticas de prevención y no de punición.
Cuando un menor delinque es porque el Estado no estuvo presente...

¿USTED QUÉ PIENSA? 


Comentarios

  1. La unica solucion es la EDUCACION. No tiene sentido bajar la edad de imputabilidad, porque somos capaces de encerrar a un nene de 5 años con guardapolvo de jardin. El analisis es mas social escapa del derecho. La gente exige y propone incoherencias, lo hacen desde el cansancio de sufrir constantemente situaciones de inseguridad, pero esa frustracion no justifica encerrar a un menor ( no corregiría su conducta asi, es mas empeoraria) ni tampoco salir a matarlo ( se esta haciendo habitual lamentablemente) porque haciendo eso nos convertiriamos en lo que tanto repudiamos. Volver al estado de naturaleza no sirve.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El concepto de SOCIALIZACION en Pedagogía (Por Gastón Coronel)

Para cualquiera que se acerque a algún estudio humanístico es frecuente encontrarse con conceptos que aparentan ser obvios, pero que resultan muy difíciles de comprender. Ya sea porque abarcan muchas variables con su significado, o porque tienen varios significados posibles; de manera que, estudiemos Filosofía, Psicología, Sociología, Derecho, Pedagogía, o cualquier otra disciplina humanística, no escaparemos a ciertos conceptos que les son comunes y nos complican bastante el acceso a su conocimiento. Generalmente, la dificultad de estos términos radica en su origen; es decir, cada concepto característico de éstas áreas de saber tiene su origen en alguna discusión en la que por lo general participaron dos o más corrientes de pensamiento, y esas miradas encontradas plasmaron de modo diverso alguna variante del significado en cuestión. Uno de estos conceptos tan controversiales es el concepto de SOCIALIZACION, y ya sea que hablemos de la familia, de la escuela, de las instituciones de …

DELITO DE PORTACIÓN DE ROSTRO (Por Ezequiel Espina)

"Portación de rostro" o también conocido como "detención por averiguación de antecedentes" son las formas en que conocemos una vieja y conocida costumbre de los agentes policiales en la vía pública. Realicemos entonces un repaso sobre los aspectos jurídicos que engloban esta delicada y controvertida cuestión. 
¿ALGUNA NORMA PERMITE LA AVERIGUACIÓN DE IDENTIDAD EN LA VÍA PÚBLICA? La respuesta es un rotundo NO. Nadie está obligado a revelar su documentación frente al pedido de un agente policial sin fundamento. Permitir este accionar significaría legitimar un obrar autoritario y arbitrario del Estado sobre los derechos de libre circulación de los individuos y un atropello sobre su intimidad.  La realidad es que sin mediarorden judicial, requerimiento de paradero o de búsqueda por algún delito que se esté investigando no existen fundamentos válidos para demorar a un ciudadano. 
¿POR QUÉ SE LEGITIMÓ ESTA PRÁCTICA INCONSTITUCIONAL? La realidad demuestra que el avasallamie…

Democracia y delegación de Poder (Por Ezequiel Espina)

Si bien se desprende de su misma definición, cuando hablamos de DEMOCRACIA,  hacemos alusión al "gobierno del pueblo", pero agotar allí el análisis de la etimología obviando la esfera que podríamos llamar "ontológica" sería un error a mi criterio. Un sin fin de discusiones sobre el modo de ejercer dicho poder, pero quisiera ahora contraponer dos: Democracia Delegativa vs Democracia Representativa.
A continuación esbozare un breve pero no menos abarcativo análisis sobre la primera de ellas.
El Articulo 22 de nuestra Constitución Nacional comienza diciendo:

“El pueblo no delibera ni gobierna sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta constitución (…)”[1].Con esto,  la Carta Magna establece la representatividad como uno de los caracteres de la forma de gobierno (ya expuesto también en el artículo primero), lo cual produce el fenómeno que en boca de Bernand Manin sería: 
“Los gobernantes no son solamente individuos distintos que ocupan una posición…