Ir al contenido principal

ALCOHOL AL VOLANTE: ¿AGRAVA O ATENÚA LA PENA? (Por Ezequiel Espina)

Frecuentes son los casos de accidentes automovilísticos que innumerables cantidad de victimas fatales llevan, todos con un factor común: conductores bajo efecto del alcohol. Frente a tal panorama, el accionar de la justicia muchas veces parece contradecir el sentido común, por ello, repasemos juntos algunos interrogantes básicos sobre el tema.  

¿QUÉ TIPOS PENALES CONTEMPLA LA LEY?
La ley contempla dos formas en los tipos activos, hablamos de tipos culposos o dolosos. En el primer caso estamos ante una falta al deber genérico de cuidado, esto es, actuar con imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo; en el segundo caso, se actúa con voluntad de alcanzar el resultado. 

¿POR QUÉ SE DICE QUE NO HAY DOLO EN ESTE TIPO DE ACTOS?
Se excluye el dolo en los casos de accidente vehícular fundandose en que el conductor no obra con voluntad de causar el resultado, sino que actúa con imprudencia o negligencia. Comúnmente se suelen oír discusiones doctrinarias de donde surgen términos como "dolo eventual" o "culpa con representación", pero a los fines prácticos de la discusión vamos a quedarnos con la primera distinción descripta.
Entonces, quién se encuentra bajo efectos del alcohol y mata ¿qué tipo de pena merece? Sin lugar a dudas estaríamos de acuerdo en que merece un juicio de reprochabilidad, pero quien comete el accidente viola un deber genérico de cuidado, de tal manera que su accionar encuadra en un delito culposo.

¿ES UN ATENUANTE O UN AGRAVANTE?
Las discusiones que pudieran suscitarse en torno a esto fueron sanjadas por la reciente sanción de la Ley 27.347, la cual introduce como agravante en los casos de homicidio y lesiones los siguientes casos:  cuando el conductor se diere a la fuga o no intentase socorrer a la víctima siempre y cuando no incurriere en la conducta prevista en el artículo 106 (referente al delito de abandono de persona), o estuviese bajo los efectos de estupefacientes o con un nivel de alcoholemia igual o superior a quinientos (500) miligramos por litro de sangre en el caso de conductores de transporte público o un (1) gramo por litro de sangre en los demás casos, o estuviese conduciendo en exceso de velocidad de más de treinta (30) kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho, o si condujese estando inhabilitado para hacerlo por autoridad competente, o violare la señalización del semáforo o las señales de tránsito que indican el sentido de circulación vehicular o cuando se dieren las circunstancias previstas en el artículo 193 bis, o con culpa temeraria, o cuando fueren más de una las víctimas fatales.
Como podemos observar, resulta ser entonces un agravante del delito en los casos los que los conductores registren 1 o mas gramos por litros de sangre. Las penas serán entonces de (2) a cuatro (4) años de prisión en caso de lesiones y de tres (3) a seis (6) años en casos de homicidio. Debemos tener en cuenta que las ordenanzas de transito de cada Municipio sancionan a los conductores que registren resultados positivos en el test de alcoholemia, lo cual representa una falta que acarrea multa o suspensión del permiso de conducir, pero no un delito penal. 

¿POR QUÉ SE HABLABA DE DELITOS EXCARCELABLES?
Se hablaba de delitos excarceles ya que por imperio de las disposiciones del Código se podían aplicar los beneficios de pena condicional o la suspensión de juicio a prueba que se aplican a delitos o penas que no superasen los 3 años.
Con la nueva modificación y considerando la suba de las escalas de los mínimos es probable que la tendencia cambie.

¿USTED QUÉ PIENSA? 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El concepto de SOCIALIZACION en Pedagogía (Por Gastón Coronel)

Para cualquiera que se acerque a algún estudio humanístico es frecuente encontrarse con conceptos que aparentan ser obvios, pero que resultan muy difíciles de comprender. Ya sea porque abarcan muchas variables con su significado, o porque tienen varios significados posibles; de manera que, estudiemos Filosofía, Psicología, Sociología, Derecho, Pedagogía, o cualquier otra disciplina humanística, no escaparemos a ciertos conceptos que les son comunes y nos complican bastante el acceso a su conocimiento. Generalmente, la dificultad de estos términos radica en su origen; es decir, cada concepto característico de éstas áreas de saber tiene su origen en alguna discusión en la que por lo general participaron dos o más corrientes de pensamiento, y esas miradas encontradas plasmaron de modo diverso alguna variante del significado en cuestión. Uno de estos conceptos tan controversiales es el concepto de SOCIALIZACION, y ya sea que hablemos de la familia, de la escuela, de las instituciones de …

ABORTO: IMPLICACIONES DEL NUEVO CÓDIGO CIVIL... (Por Ezequiel Espina)

Si bien la discusión en torno al debate sobre el aborto se centra puntualmente en la órbita del Derecho Penal, la realidad es que existen vertientes de interés para discutir frente al posible impacto o injerencia en y de otras ramas de nuestro Derecho. El objetivo del presente escrito es iniciar una reflexión y debate de algunos de los institutos del nuevo Código Civil y Comercial que hacen a pensar con más profundidad la cuestión de la despenalización. En primer lugar, existen variaciones sustanciales respecto del comienzo de la existencia humana, aunque se siguen los mismos principios contenidos en la legislación anterior, a saber el actual Artículo 19 establece: “La existencia de la persona humana comienza con la concepción.” La modificación introducida (el artículo 70 del antiguo código establecía “desde la concepción en el seno materno”) no hace distinción en cuanto al origen de la concepción, sea entonces dentro o fuera del vientre materno. De tal forma, la primera polémica gira…

Democracia y delegación de Poder (Por Ezequiel Espina)

Si bien se desprende de su misma definición, cuando hablamos de DEMOCRACIA,  hacemos alusión al "gobierno del pueblo", pero agotar allí el análisis de la etimología obviando la esfera que podríamos llamar "ontológica" sería un error a mi criterio. Un sin fin de discusiones sobre el modo de ejercer dicho poder, pero quisiera ahora contraponer dos: Democracia Delegativa vs Democracia Representativa.
A continuación esbozare un breve pero no menos abarcativo análisis sobre la primera de ellas.
El Articulo 22 de nuestra Constitución Nacional comienza diciendo:

“El pueblo no delibera ni gobierna sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta constitución (…)”[1].Con esto,  la Carta Magna establece la representatividad como uno de los caracteres de la forma de gobierno (ya expuesto también en el artículo primero), lo cual produce el fenómeno que en boca de Bernand Manin sería: 
“Los gobernantes no son solamente individuos distintos que ocupan una posición…